Se acerca la Navidad, época de compartir en familia regalos y comidas tradicionales. Cada país tiene sus costumbres y por supuesto sus platos típicos navideños. Cada casa y cada familia adapta las recetas a sus costumbres, pero cada persona se siente identificada con el plato de su país.

Así pues, en España disfrutamos del tradicional turrón. Una deliciosa mezcla de almendras y azucares que se remonta a la época de la conquista Árabe y que se sigue elaborando de manera tradicional hasta la fecha. En Jijona se elaboran varios tipos de turrones muy alabados internacionalmente.

En Venezuela no se concibe la Navidad sin las Hayacas. Las familias se reúnen a principios de diciembre para elaborarlas. Consiste en una masa de maíz rellenas de guisos de carnes y a la que se añaden aceitunas, pasas, ciruelas y alcaparras. Esta mezcla se envuelve en hoja de plátano y se cuece para la cena de Nochebuena.

En México cocinan los tamales, los romeritos y el bacalao. Y para postre galletas de canela y los buñuelos con miel de caña.

En Brasil no puede faltar el lechón asado, y las rabanadas similares a las torrijas, el arroz con pasas, los sonhos, y los troncos de navidad.

En Chile después de cenar se toma el ponche tradicional  “cola de mono” hecho con leche, café, azúcar, canela y especias.

En República Dominicana se prepara el cerdo en puya acompañado con ensalada rusa y moro de gandules con coco. Acompañado con pasteles en hojas y frutas como manzanas, peras y nueces.

Los Puerto Riqueños toman lechón, arroz con gandules, pasteles de masa de plátano verde rellenos con carne de cerdo guisada con papas, pimiento y cocidos envueltos en la hoja del plátano y beben coquito.

En Haití prepara la sopa Joumou para el 1 de enero, y así celebran el año Nuevo y la independencia de Haití.